18 Jan 2017

Cómo evitar ser hackeado: 5 claves que funcionan (Sin ser un experto)

Cómo evitar ser hackeado  

Aunque suene un tanto alarmante, hay que aceptarlo. Cualquier persona está en riesgo de ser hackeada, debido a que el uso de Internet es cada vez mayor tanto a nivel personal como profesional.

Sin embargo, esto no significa que debes quedarte de brazos cruzados esperando que te suceda lo peor, por el contrario, lo mejor que puedes hacer es adoptar una actitud proactiva y aprender a protegerte de este tipo de ataques.

Vale la pena mencionar que actualmente las pequeñas y medianas empresas (Pymes) están muy expuestas ya que muchas veces, no tienen el conocimiento o los recursos necesarios para protegerse adecuadamente y esto puede terminar en la pérdida de información clave para el negocio.

Pero no te preocupes, siempre hay opciones y existen algunas medidas relativamente fáciles que puedes implementar para protegerte sin necesidad de ser un experto en seguridad informática.

Cómo evitar ser hackeado: 5 prácticas para no expertos que te ayudan a estar protegido

1. Elige contraseñas seguras

Este es unos de los aspectos más importantes y curiosamente, uno de los más desatendidos por las personas. Recuerda que elegir una contraseña débil, es prácticamente dejar la puerta abierta para que los piratas informáticos hagan de las suyas fácilmente.

Asegúrate de utilizar contraseñas únicas (nunca la misma) para cada uno de los servicios que utilices en Internet. Si utilizas la misma clave para todas tus herramientas, basta con que accedan una sola vez a ella y ya tendrán vía libre para acceder a toda tu información.

Muchas personas dicen que en verdad les gustaría tener contraseñas más seguras, pero se les dificulta demasiado recordarlas todas, por lo que el camino más fácil es utilizar la misma para todos sus servicios.

Una excelente opción es apoyarse en un gestor o administrador de contraseñas que te permite guardarlas todas en un sólo lugar y donde lo único que debes recordar es tu contraseña “maestra”. Gestor de contraseñas recomendado: Lastpass

2. Incluye un anti-malware a tu “caja de herramientas”

El término malware significa software malicioso, lo que incluye virus, troyanos, ad-ware, spy-ware, entre otros. Un Anti-malware es un software que está diseñado para detectar virus y evitar que ingresen a tu sistema para robar tu información.

Un detalle importante es que este tipo de software se basa en “firmas”, ya que es lo que permite detectar las vulnerabilidades, por tal motivo, deben estar siempre actualizadas con los últimos archivos.

3. Mantén tu software siempre actualizado

Muchas personas no le prestan atención a las actualizaciones del sistema operativo y de las herramientas que utilizan y esto es un grave error, debido a que las nuevas vulnerabilidades de seguridad son reportadas en cada actualización, por tal motivo, te recomiendo que trates de no evitarlas.

4. Memoriza estas palabras: Copia de Seguridad 

Cualquier sistema por estable y confiable que sea, o parezca ser, no es 100% infalible y una una de las peores cosas que le puede suceder a una empresa es la pérdida de toda la información que ha recopilado a través del tiempo, ya sea por algún fallo del sistema o por algún ataque del famoso virus ransomware.

Es por eso que es tan importante hacer copias de seguridad de todos sus datos con frecuencia, de tal forma que tenga un respaldo en caso de sufrir una situación inesperada.

Actualmente, existen diferentes herramientas en la nube que te permiten realizar copias de seguridad fácilmente y programadas. En el caso nuestro, trabajamos con la compañía líder a nivel mundial en todo lo relacionado con conectividad y almacenamiento en la nube (Synology).

Si te interesa conocer más acerca de esta solución, puedes ponerte en contacto con nuestro personal especializado para que recibas toda la información detallada.

5. Aprende a detectar correos falsos o de suplantación

Si decides trabajar con la tecnología, debes aprender a tener un poco de sentido de común para reconocer fácilmente correos electrónicos “phishing” o “estafa”. En realidad son fáciles de identificar, siempre y cuando esté atento, por eso es clave que todo el personal de la compañía esté capacitado para reconocer este tipo de mensajes.

Algunos aspectos importantes a tener en cuenta:
  • Mensajes con llamados a la acción alarmantes: desconfíe de esos correos electrónicos donde te dicen que has sido reportado a alguna de las centrales de riesgo o entidad del gobierno, la mayoría de las veces se aprovechan de la preocupación que te invade y te invitan a que abras un archivo donde supuestamente te darán la solución.
  • Múltiples faltas de ortografía: ninguna empresa está libre de cometer errores gramaticales, sin embargo, si percibes demasiados errores en este aspecto, es posible que algo no ande bien y vale la pena revisar.
  • El enlace (URL) real es diferente del que se visualiza: si te ubicas encima de cualquier enlace que te envíen a tu email, en la parte inferior izquierda de tu equipo puedes verificar hacia donde dirige, si ves algo diferente, no des clic y reporta esto con el personal de tecnología de la compañía.
  • Nunca envíes datos personales a vuelta de correo: Si eres cliente de cualquier entidad, ellos tienen tus datos, por tal motivo nunca te los van a solicitar vía email, así que nunca suministres nada de esto por correo electrónico.
  • El correo electrónico te dice que debes hacer algo urgente: Mensajes del tipo “su cuenta bancaria será bloqueada si no responde este mensaje inmediatamente” sólo buscan alarmar para que corra a dar clic en alguno de los enlaces, por favor no lo vaya a hacer por ningún motivo, siempre lo va a lamentar debido a que es una de las modalidades más utilizadas por los hackers para robar su información.Si desea verificar la información, hágalo a través de los canales oficiales del banco al que pertenece su cuenta y pregunte todo lo necesario a un asesor de la entidad.
  • Cuidado con los correos que te aseguran que ganaste algún premio: esta es otra estrategia de vieja data, recuerda que de eso tan bueno no dan tanto ni tan fácil, nunca vayas a abrir este tipo de mensajes, ya que los maleantes también se valen de las emociones para hacer caer a sus víctimas.
  • Revisa muy bien el correo del remitente: Hay mensajes que tienen el aspecto de un mensaje real, sin embargo, es una suplantación. Una manera de verificarlo es observando que la dirección de email del remitente no tenga errores ortográficos o caracteres diferentes, de ser así, no lo abras e informa a las personas de tecnología.

Conclusión

El fraude en Internet no es algo nuevo, la realidad es que probablemente ha existido desde el momento en que fueron aprobados los pagos y/o transacciones en línea. Lamentablemente, es una situación demasiado compleja de controlar, pero lo que sí puedes hacer es implementar estos consejos y recomendaciones que te ayudarán a minimizar los riesgos y mantener tu información más segura.

Si requieres capacitación para tu compañía relacionada con temas de seguridad informática o soluciones de software y hardware, ponte en contacto con nosotros con mucho gusto te brindamos toda la información que necesites.

The following two tabs change content below.
Director de marketing digital en O.S. Group S.A.S. Especializado en marketing de contenidos, Certificado en Google AdWords, fanático de WordPress, YouTube y los dispositivos móviles. Disfruto lo que hago y me encanta ayudar a las personas para que aprovechen al máximo la tecnología y aumenten la productividad en sus actividades laborales y de negocios.
0 Comment

Leave a Comment

Your email address will not be published.