01 Ago 2017

Recomendaciones para que tu negocio funcione bien

Recomendaciones para que tu negocio siempre funcione bien

Debido a que estamos en la era de la información, los medios de comunicación social y la interrupción constante, es fácil perderse en la selva de información y olvidar formas simples y probadas para operar de manera más eficiente y hacer crecer tu negocio.

La mayoría de los puntos que te comparto a continuación, son de “la vieja escuela”. Sin embargo, continúan vigentes actualmente, en plena era de la información. Esto indica que no hace falta reinventar la rueda para posicionar tu negocio en Internet.

5 recomendaciones para que tu negocio siempre funcione bien

Recomendación #1: La cortesía nunca debe “pasar de moda” en la empresa

Pueden pasar muchos años y, aún así, la cortesía no ha pasado de moda. Debes capacitar a tu equipo de trabajo para que todas las llamadas telefónicas, el correo electrónico y la correspondencia se contesten con prontitud y con palabras clave, tales como: “por favor”, “gracias” y “bienvenido”. Trabaja siempre en educar a tu personal acerca de la política de la empresa con cortesía.

Asegúrate de responder a todas las comunicaciones de manera oportuna. El hecho de no tomarte el tiempo de seguimiento a lo que dicen tus clientes, puede costarte mucho más tiempo para resolver los problemas que pueden surgir o rastrear las oportunidades perdidas porque nadie respondió.

Recomendación #2: Pregunta constantemente cómo puedes mejorar

La vieja caja de sugerencias de madera puede ser poco efectiva actualmente con los trabajadores remotos y los clientes en línea, pero puedes pedir sugerencias de tal forma que puedas hacer cosas mejores. La estrategia es bastante simple, solo pregunta a tu audiencia, tanto interna como externa (equipo de trabajo y clientes).

Haz una reunión con tu personal para hacer observaciones semanales sobre maneras de reducir costos o mejorar las cosas de alguna manera.

Invita a los clientes para que te envíen periódicamente sus sugerencias. Ya sea a través de un formulario de contacto o una encuesta en línea. Notarás que no existe una mejor manera de lograr una retroalimentación directa y a coste cero.

Recomendación #3: Recompensa a tus empleados cuando se destaquen en su trabajo

En un ambiente laboral apretado cualquier incentivo que le brindes a tus empleados por realizar un excelente trabajo nunca estará fuera de tono. Un empleado que hace un poco más que lo que exige su puesto merece una bonificación. El efectivo es siempre apreciado, sin embargo, no es la única forma ganadora de recompensar a tu equipo.

Las tarjetas de regalo para redimirlas en los hipermercados o tiendas por departamentos o son otro tipo de recompensas diferentes al dinero en efectivo en sí.

Otras opciones para incentivar a tu equipo de trabajo:
  • Tiempo libre, especialmente si un empleado asalariado ha dedicado mucho tiempo extra a un proyecto especial.
  • Placas o certificados de reconocimiento. No es anticuado usar un muro de reconocimiento, empleado del mes, y otras designaciones públicas para empleados valiosos.
  • Entradas al teatro o eventos deportivos.
  • Almuerzo o cena en la empresa.
Recomendación #4: Mantener el control de las finanzas de la compañía

Servicios de Banca en línea y contratar los servicios de un contador o tenedor de libros dentro o fuera de la empresa para manejar las facturas mensuales, pueden aliviar a un empresario de una carga de trabajo considerable.

Sin embargo, es ingenuo pensar que los errores o, incluso, la malversación de fondos no puede llegar a sucederle a tu empresa.

Una excelente práctica de negocio (y bastante sabia…) es que tú como dueño o administrador, revises personalmente las actividades financieras cada mes. Esto debe hacerse mucho antes de que alguien tenga acceso a la información bancaria.

Por ejemplo, es recomendable obtener declaraciones en papel que abres mensualmente para que puedas revisar todos los depósitos hechos y cheques escritos, incluso si tu gestor financiero concilia las declaraciones online.

Recomendación #5: No te olvides de las frases populares

Muchas veces pensamos que las “frases de cajón” o clichés están pasadas de moda y no aplican en la actualidad, pero esto no es del todo cierto. Veamos por qué.

Un cliché se refiere a una frase, expresión, acción o idea que ha sido utilizada en exceso a tal punto que pierde la fuerza o novedad pretendida, especialmente si en un principio fue considerada notoriamente poderosa o innovadora.

Sin embargo, los clichés se han vuelto tan populares porque representan verdades. Algunos de los más conocidos en el mundo empresarial y que aún siguen vigentes son:

  • “El cliente siempre tiene la razón.”
  • “Primero llegado, primero servido.”
  • “Pensar fuera de la caja.”
  • “Satisfacción garantizada.”
Conclusión

Ir a la vieja escuela (un cliché) a menudo tiene sentido. Revisa muy bien tus prácticas empresariales y tu cultura de negocios, y piensa por algunos instantes: ¿qué habrían hecho otras personas de negocios en una situación similar? Es posible que funcione para ti actualmente.

  Crédito de la imagen: Freepik.es
The following two tabs change content below.
Director de marketing digital en O.S. Group S.A.S. Especializado en marketing de contenidos, Certificado en Google AdWords, fanático de WordPress, YouTube y los dispositivos móviles. Disfruto lo que hago y me encanta ayudar a las personas para que aprovechen al máximo la tecnología y aumenten la productividad en sus actividades laborales y de negocios.
0 Comentarios

Dejar un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.